Menu book icon Journal

Creando un diálogo: el diseño de oficinas

El espacio también importa, y mucho...

Después de indagar en las capacidades que tienen las oficinas en retener y atraer el talento. Nos centramos en la necesidad de crear un diálogo entre espacio, diseño y personas. Y, es que algunos creen que el diseño se basa solamente en la estética; en una apariencia, pero pasamos alrededor de un 85% dentro de edificios, ya sean casas, oficinas, tiendas, etc. El interiorismo del espacio afecta en la manera en que nos sentimos, comportamos y relacionamos. Éste no es solo algo visual, es un proceso meditado que mejora nuestra calidad de vida. Explicar su desarrollo solo se puede hacer convirtiendo la experiencia humana en el primer paso del proceso de diseño.

The We Company

 

Un espacio sin diseño no es un espacio.

La estrategia de diseño de oficinas ha evolucionado enormemente a medida que la tecnología ha cambiado la forma en que trabajan muchas personas. Hay menos papel, menos necesidad de almacenamiento y, a menudo, menos necesidad de espacio permanente.

Studio Kvistad by Dezeen

Uno de los ejemplos más idóneos son las oficinas diseñadas por el estudio Kvistad. ¿Su alma mater? Crear oficinas que desprendan aire escandinavo y que acompañen a la creatividad laboral con un diseño muy minimalista -hasta podríamos decir que futurista-.

Studio Kvistad by Dezeen

 

La empatía; la piedra angular del diseño.

A menuda, dejamos de lado rasgos importantes del comportamiento de las cosas: cómo la gente utiliza el espacio y cómo éste entra en escena creando un aura. El lugar de trabajo debe de fomentar actividades y relaciones, pero sobre todo debe de ser la manifestación física de los valores y los objetivos de la empresa.

Eric Laignel

Es por lo que, la concepción de los espacios de trabajo tiene que actualizarse en base a las nuevas exigencias tecnológicas. Un entorno que combine mobiliario, personas y espacio.

The We Company

 

El trabajo por actividades

El trabajo por actividades es un estilo que permite al empleado elegir diferentes opciones de distribución de tareas en función de la naturaleza de su actividad que, a su vez, se combina con un cambio del espacio de trabajo.

The We Company

 

Las oficinas blancas y monótonas no son una solución adecuada a las nuevas formas de trabajo. El trabajo intelectual es cada vez más polifacético y, no se puede utilizar un mismo espacio para concentrarse, crear, reunirse e intercambiar ideas. Cada tarea requiere un espacio distinto; un aura diferente.

Por ejemplo, el hecho de tener un espacio habilitado para mantener una conversación privada es prioritario, al igual que éste tenga sofás y sillas cómodas. Combinar la comodidad y la privacidad es un must.

Por otro lado, tener acceso al edifico las 24 horas es una buena manera de dotar de flexibilidad a tu equipo. Mayor flexibilidad = mayores resultados.

Por último, no dejemos de lado las zonas comunes y/o lounges, al igual, que las salas de reuniones. Estas deben de desprender couzyness sin dejar de lado su utilidad. Abocando siempre al estilo y los valores de la empresa.

En definitiva, cada tarea requiere un espacio distinto; un diseño y una funcionalidad que coexistan para un futuro laboral brillante.